Translate

16/2/10

¿Cuál es la lección de You Tube?

Creo que debemos derivar alguna buena lección de casos como el de You Tube.

Hace cinco años apareció You Tube; y pronto fue vendido por más de 1,600 millones de dólares a Google.
¿Cuánto tiene de creatividad el caso YouTube?
¿Cuanto tiene de innovación el caso YouTube?


YouTube nació en un garage de California (cualquier similitud con Microsoft, HP, Google es ¿mera coincidencia?).
Un par de muchachos querían compartir con el resto de sus amigos algunos videos que eran demasiado pesados para un email y así nació YouTube.

¿Tan simple? Tan simple. Las grandes ideas se incuban detrás de necesidades emocionales. Detrás de un costado humano. Detrás de alguna necesidad social.

Un gran emprendimiento nunca comienza desde un estudio de mercado, desde un análisis cuantitativo. Es una lección que las grandes escuelas de negocios son reticentes a aprender. Quizá porque va en contra de su propio expertise y core business. Pero la realidad es así. Desconocerla es desconocer los mecanismos básicos de la generación de emprendimientos. Es luchar contra la naturaleza.

En la creación de YouTube vemos que se presentó la ocurrencia y el desarrollo de eventos fortuitos en un modo feliz o beneficioso (se le llama a esto “Serendipity”), hay juego, hay diversión, hay intuición, hay foco, hay oportunidad…hay simpleza.

Veamos:
¿Hay serendipity? Pues claro, una afortunada casualidad (como su sintética definición) permitió ver la potencialidad de un buen negocio.
¿Hay juego, diversión? ¿Nació para mostrarles videos a los amigos? Está todo dicho.
¿Hay foco? No ofrece videos, fotos, textos, música….se concentró solo en videos. Se enfocó solo en videos.
¿Hay simpleza? Solo un buscador de videos, igual como ganó Google la batalla de su buscador de webs. Un diseño simple y una concentración extrema en una cualidad distintiva.
Obviamente después de un gran innovador empiezan a “pulular los followers”. Los amigos del “me too”. Metacafe, Vimeo, VideoEgg, Video....etc. ¿No has escuchado de ellos? Búscalos y verás.

¿Y quién fue el comprador de YouTube? Nuestros amigos de Google. (Fundadores: Larry Page y Sergey Brin).
 ¿Se habrán vuelto tan grandes que no fueron capaces de ver la oportunidad?
¿Se habrán vuelto tan grandes que comienzan con las prácticas de las grandes corporaciones que en vez de crear acuden a su billetera?
No estaría nada mal, ya que dejaron de ser “meros entusiastas emprendedores” y que disponen de fortaleza financiera, siempre y cuando no pierdan su frescura, su ambiente de trabajo, su flexibilidad y velocidad para lanzar servicios innovadores.
El difícil arte de hacer convivir la llama de la creatividad con la fuerza de los billetes.
No hay duda que en la web están las grandes oportunidades.
Más de 130 millones de webs engrosan el ciberespacio, dicen por ahí.
Solo queda espacio para una pregunta:
¿Cuál será el próximo YouTube?

No hay comentarios: