Translate

23/3/10

¿Se cumplieron las Macrotendencias de Naisbitt?




Los vaticinios de Naisbitt
28 años después









En 1982 fue publicado uno de los libros de mayor venta en el mundo: “Megatrends” del profesor norteamericano John Naisbitt, que duró dos años en la lista de los más vendidos. Poner el espejo retrovisor y contrastar lo expuesto por Naisbitt con las realidades económicas y empresariales que se respiran en este instante del nuevo siglo, parece un ejercicio interesante.



MACRO-TENDENCIA 1: Estamos en la "macro-evolución" de una sociedad industrial a una sociedad basado en la información.



No se trata de una idea, se trata de una realidad, dice, y agrega que el problema es que la gente actúa como si no lo supiera. Con gran visión, el autor aconsejó hace 28 años que los norteamericanos debían dejar de atormentarse por el Japón y dedicarse a llevar adelante sus propios negocios, rebosantes todos de conocimiento.



.
MACRO-TENDENCIA 2: La introducción de alta tecnología debe producir una fuerte conmoción, o la tecnología será rechazada.



Esto decía Naisbitt: no se puede forzar un cambio tecnológico en una población no dispuesta a aceptarlo. La tecnología puede ser bloqueada por el elemento humano. El desarrollo tecnológico aparece generalmente antes que la capacidad para adaptarse a él de una gran parte de la población y el mundo tomará el sendero de la casa del inventor de la mejor trampa para ratones, más lentamente de lo que el inventor quisiera.

Parece que el gurú desestimó la capacidad de adaptación de las nuevas generaciones al avance tecnológico. 



MACRO-TENDENCIA 3: Nuestra economía está llegando a ser parte de una estructura global, saliendo del aislamiento y la autosuficiencia. Como resultado, ya no seremos (USA) la fuerza dominante del mundo.



Cita textual: "Todos los países industrializados, incluido Japón y Alemania han iniciado una fase de desindustrialización. Para el año 2000 el tercer mundo producirá aproximadamente el 30 por ciento de los bienes del mundo. Ellos tienen la fuerza de trabajo y pueden producir bienes básicos a menor precio. En el largo plazo, importar y exportar no será una rareza para los propietarios de pequeños negocios, como tampoco lo será para sus contrapartes en Europa o en el lejano oriente".



En lo que a Latinoamérica compete, la asignatura de la competitividad sigue pendiente. En muchos países, las exportaciones como proporción del PIB siguen siendo bajas y se continúa apostándole a los bienes con escaso valor agregado. De otra parte, Naisbitt falló en su vaticinio acerca de la pérdida de dominio económico de los Estados Unidos. Su país sigue siendo la locomotora del mundo, tanto en lo tecnológico como en lo empresarial, aunque ya tiene fuertes competidores y con tendencias a superarlo, como es China.



MACRO-TENDENCIA 4: Los gerentes de compañías de los Estados Unidos han comenzado a pensar en el largo plazo antes que en el siguiente trimestre.



Los empresarios, por su naturaleza construyen para el futuro, pero esto, en el 82, estaba aún muy lejos de ser verdad en la mayoría de las grandes corporaciones, quienes se dedicaban a planear para uno o dos trimestres, según el criterio de este pensador. Wall Street y las opiniones de los inversionistas institucionales, que poseen la mayoría de las acciones de las grandes compañías deben ser culpados en parte por ello, agregaba. En muchos países de latinoameríca, desafortunadamente, por estar apagando todos los días incendios, pocos son los empresarios que miran hacia el horizonte del futuro.

MACRO-TENDENCIA 5: Nuestra estructura centralizada se está desmoronando. Estamos descentralizando y fortaleciendo la base.



El poder se está trasladando de Washington a los Estados, ciudades y vecindarios. Mientras la votación para las elecciones nacionales disminuye, la votación para referendos sobre iniciativas locales aumenta. El paisaje político ha cambiado en forma significativa. Ya no tendrá tanta importancia quién será el presidente. Por su parte, los miembros del congreso deben utilizar la mayoría de su tiempo dedicado a grupos bien organizados y a temas de interés bien definidos, antes que a legislar sobre vagos temas de interés nacional.



Y agregaba Naisbitt: "Ya no tenemos una política urbana nacional o una política energética nacional. Nuestros medios de comunicación han cambiado adaptándose a esta tendencia. Las cadenas de TV han entrado a la misma, por cable, y la programación local prolifera y las tres mayores cadenas han realizado un activo reposicionamiento hacia la TV por cable". Nosotros, en América Latina, también hemos vivido un proceso de descentralización similar al expuesto por Naisbitt, aunque a decir verdad, esta macrotendencia, a pesar de tener 28 años, sigue sonando aún muy "postmodernista"; los diseños centralizados de los países, de sus Estados, y de sus economías aún subsisten en gran parte de ellos.



MACRO-TENDENCIA 6: Estamos recobrando nuestro tradicional sentido de auto-realización, después de cuatro décadas de encargar la solución de nuestros problemas a las instituciones.



Después de la depresión y la segunda guerra mundial, entregamos a nuestros niños a las escuelas, nuestros cuerpos a la Asociación Médica Americana y nuestras profesiones a las corporaciones. Ahora los estamos tomando de nuevo. Los padres reclaman participación en la planeación de los estudios de sus hijos; algunas veces lo hacen creando sus propias escuelas. Cada vez más, estamos ocupándonos de nuestra propia salud. Aprendemos nutrición y dietética; realizamos programas de ejercicios; bebemos más vino que licores fuertes; chequeamos nuestra presión arterial y realizamos las pruebas de embarazo en casa. En el campo económico buscamos la independencia.



El autor aquí demuestra sus dotes de visionario. El individualismo es cada vez más latente entre los norteamericanos. El encapsulamiento es el orden del día allí. En América Latina, en muchos países, al contrario, todos los días, y a cada instante, esperamos a que el Estado nos resuelva todos nuestros problemas, empezando por la educación de los hijos. Hoy nos aplica una frase célebre de John F. Kennedy: "No preguntemos que puede hacer el Estado por nosotros sino qué podemos hacer nosotros por el Estado".



MACRO-TENDENCIA 7: Los ciudadanos, los trabajadores y los consumidores están solicitando y logrando ser escuchados en el gobierno, las empresas y el mercado.



Esto dijo Naisbitt: "Hoy todos quieren tener participación en las decisiones que le afectan. La revolución de la comunicación ha cambiado la naturaleza de nuestra democracia, reduciendo el sistema representativo a un complejo ceremonial. Podemos seguir participando en la elección de congresistas, pero no podemos permitirles tomar decisiones importantes sin consultarnos previamente. Los dos grandes partidos políticos se han convertido en grandes cargas vacías, que han sido reemplazadas no por nuevos partidos, sino por partidos locales que operan a nivel de Estado o ciudad donde se encuentra realmente la acción. Las empresas permiten cada vez mayor participación de sus trabajadores en la toma de decisiones, porque han comprendido que el hacerlo favorece sus intereses económicos".

Si estiramos nuestra imaginación, podemos decir que esta macrotendencia aplica en cierto modo a los latinoamericanos, pero, con más de veinte años de retraso.



MACRO-TENDENCIA 8: Nos estamos moviendo de organizaciones jerárquicas a redes de trabajo. El computador está destrozando la pirámide.



"Las redes de trabajo son realmente consecuencia de otros cambios: la entrada a la época de la información, el surgimiento de la democracia participativa y la creciente flexibilidad de los computadores. Estos cambios están volteando la vieja estructura vertical del poder y están generando una nueva forma organizativa: las redes de trabajo. La información es poder y la estructura soviética de poder es pésima. Necesitan computadores para competir en el mercado mundial, pero cuando el computador está instalado, el máximo jefe no puede mantener el control sobre la información."



Nos quitamos el sombrero ante esta elocuencia. Nostradamus en pañales.



MACRO-TENDENCIA 9: El movimiento norte-sur en los Estados Unidos es real e irreversible para el futuro previsible.



"Básicamente el movimiento es hacia el oeste, sur oeste y Florida, y está enmarcado entre tres macrotendencias: el cambio a la sociedad de información, la economía global y la descentralización. El movimiento está creando tres estados gigantes que actúan cada vez más como naciones independientes y que ofrecen grandes oportunidades: Florida, Texas y California."



De nuevo, un aplauso.

MACRO-TENDENCIA 10: Ya no vivimos en un mundo blanco o negro. La gente ha reclamado y obtenido una multitud de oportunidades de elección.



Argumentaba el futurólogo que en el mercado de bienes producidos en serie debe ofrecerse variedad, ya que los consumidores no son todos iguales. En aquel año, sólo el 7 por ciento de las familias se ajustaban al perfil tradicional (padre trabajador, madre en la casa, dos hijos).

Parece ser que el individuo, no la familia, es ahora la célula de la sociedad, en cierto sentido; y ésto exige a la empresa un mayor acercamiento a las características individuales del consumidor y diseños acordes con sus exigencias específicas; escribió Naisbitt.



Esta última macrotendencia aquí reseñada nos debe dejar algunas lecciones: es urgente que los empresarios latinoamericanos, en lo general, mejoren su conocimiento acerca de los consumidores. El mercadeo "one to one", el mercadeo relacional, el mercado directo, son valiosos instrumentos para llegar con información a nuestros clientes y a su vez para obtener información de ellos. Marketing estratégico es la clave.



Sin duda, este tipo de ejercicios, de mirar en retrospectiva a la prospectiva, son sugestivos, principalmente para quienes leímos el citado libro siendo muy jóvenes.




No hay comentarios: