Translate

18/11/10

Cultura de la Legalidad, cada quien debemos fomentarla

La seguridad pública, la transparencia informativa, la honestidad en todos los ámbitos, etc., requieren de una cultura de la legalidad que todos, cada quien, debemos fomentar desde nuestros hogares, centros de trtabajo, lugares de convivencia, etc.

La cultura de la legalidad es una creencia compartida de que cada persona tiene la responsabilidad individual de apoyar y fortalecer el Estado de Derecho porque éste ofrece los mejores medios para asegurar sus derechos y alcanzar sus objetivos.

La educación es clave para adoptar una cultura de la legalidad.

El conocimiento, las actitudes y las habilidades que apoyan el Estado de derecho no se obtienen de forma automática.


La educación formal es una de las vías más prometedoras para avanzar y fomentar el apoyo social al Estado de derecho. Esto es en las escuelas desde el nivel básico hasta el superior.


Aunado a ello, está el comportamiento acorde a la legalidad de todas las personas en el servicio público y en las empresas, así como en cualquier tipo de organización; que debe fomentarse cotidianamente, con acciones diversas y de manera que generen sinergias de cultura de la legalidad.


Si alguien no cumple con lo dispuesto por las leyes correspondientes, debe ser sancionado según sea el caso; y si no se sanciona, es decir, si hay tolerancia indebida, cuidado, esto genera el virus de la ilegalidad que afecta a todos de alguna manera; lo cual a su vez se convierte en una de las fuentes de la inseguridad pública.

La cultura de la legalidad: es el conjunto de creencias, valores, normas y acciones que promueve que la población crea en el Estado de derecho, lo defienda y no tolere la ilegalidad.


La cultura de la legalidad es el soporte del Estado de derecho e implica que el carácter o espíritu fundamental de la cultura (ethos) lo favorezca.


Es un mecanismo de autorregulación individual y regulación social, que exige por parte de los ciudadanos una cierta armonía entre el respeto a la ley, las propias convicciones morales y las tradiciones y convenciones culturales.

En una sociedad con cultura de la legalidad:
1) Prevalece el respeto al Estado de derecho
2) Los ciudadanos participan en la creación de las leyes
3) Las autoridades promueven la aplicación justa de las leyes
4) El pensamiento y las acciones de la mayoría simpatizan y/ son coherentes con el cumplimiento de las leyes y de las normas que propician el bienestar colectivo
5) Los ciudadanos exigen que las autoridades y las otras personas cumplan la ley
6) La mayoría de las personas respeta la ley por convicción propia


Estado de derecho: sistema en el que las leyes protegen los derechos de cada miembro de la sociedad.


Las 4 condiciones básicas para el Estado de Derecho son:


1) Las leyes se establecen de manera democrática
2) Las leyes protegen los derechos individuales
3) Las leyes se aplican para todos
4) Las leyes se aplican igual para todos


El Estado de derecho facilita la participación de todos los ciudadanos en la creación de las leyes, protege a los ciudadanos y promueve la imparcialidad y equidad en la impartición de justicia.


El Estado de derecho probablemente es el único arreglo político que garantiza un mecanismo a través del cual todos los ciudadanos cuentan con los mismos derechos y de esta manera pueden vivir su vida de acuerdo a sus intereses y objetivos.

Te invito a que realices un sencillo ejercicio que se encuentra en
http://www.culturadelalegalidad.org.mx/
... y que lo compartas con tus amigas y amigos.

--


Cuando se habla de legalidad se hace referencia a todo el sistema de leyes y normas que ha sido establecido de manera explícita pero también implícita en una sociedad para organizar la vida cotidiana y reglamentar diferentes situaciones.

La cultura de legalidad es, entonces, el conjunto de tradiciones, valores, actitudes y formas que caracteriza a una sociedad y que la hace más cercana o no al cumplimiento de aquellas leyes.

La cultura de legalidad de una comunidad puede variar con el tiempo dependiendo de diferentes hechos o eventos que sucedan dentro o fuera del grupo social.

Por ejemplo, es común pensar que la cultura de legalidad de las primeras décadas del siglo XX era mucho más fuerte que la de las décadas finales del mismo siglo en muchas comunidades.


El respeto por la legalidad es lo que permite supuestamente que una sociedad marche sobre ruedas y pueda desempeñar sus diferentes tareas de la manera más adecuada.

La cultura de respeto por esa legalidad se hará visible en el cumplimiento de las leyes, en la presencia de valores de altruismo, orden, previsión y respeto, así como también en el mantenimiento de aquellas tradiciones sociales propias.

Sin embargo, muchas sociedades que se centran muy profundamente en una cultura de legalidad que puede parecer represiva y exagerada terminan volviéndose muchas veces en sociedades autoritarias, agresivas y muy tradicionalistas en el sentido de que no aceptan los cambios propios de la modernidad y, por lo tanto, quedan rezagadas en lo que hace a la integración mundial.

Fuente
http://www.definicionabc.com/social/cultura-de-legalidad.php

Nota Final
No es bueno que la autoridad requiera a la ciudadanía la cultura de legalidad, si ella (la autoridad) no actúa en congruencia; y ésto suele ser la causa de muchos de nuestros problemas.




No hay comentarios: