Translate

1/11/10

Tolerancia Cero frente a la Corrupción, ¡Urge!

Para afrontar la crisis global resulta prioritaria una actitud de tolerancia cero frente a la corrupción

Si bien los gobiernos destinan grandes cantidades de fondos a combatir los problemas mundiales más acuciantes, como la inestabilidad de los mercados financieros, el cambio climático y la pobreza, la corrupción continúa siendo un obstáculo para lograr los avances necesarios en estas áreas, según muestra
el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2010 de Transparency International, una medición de la corrupción en el sector público de cada país, difundida en el día de hoy.

El IPC 2010 muestra que casi el 75% de los 178 países incluidos en el Indice obtuvieron una puntuación inferior a cinco en una escala de 0 (percepción de altos niveles de corrupción) a 10 (percepción de bajos niveles de corrupción), lo que indica que existe un grave problema de corrupción.

Estos resultados indican que se necesitan medidas más enérgicas para fortalecer la gobernanza en todo el mundo. Dado que estos altos niveles de corrupción ponen en riesgo los medios de subsistencia de muchísimas personas, los compromisos de los gobiernos con la lucha contra la corrupción, con la transparencia y con la rendición de cuentas deben manifestarse a través de sus actos.

Las buenas prácticas de gobierno son un aspecto esencial de la solución a los desafíos que enfrentan actualmente los gobiernos en cuestiones de política global.

Para abordar estos desafíos de manera integral, los gobiernos deben incorporar medidas contra la corrupción en todos los ámbitos, desde las respuestas a la crisis financiera y al cambio climático, hasta los compromisos de erradicación de la pobreza por parte de la comunidad internacional.
“Permitir que persista la corrupción es inaceptable; son demasiadas las personas pobres y vulnerables que continúan sufriendo sus consecuencias en todo el mundo. Debemos asegurar una implementación más rigurosa de las normas y reglas existentes y evitar que existan refugios donde los corruptos puedan esconderse u ocultar sus fondos”, dijo la presidenta de Transparency International.

Índice de Percepción de la Corrupción 2010: Los resultados

En el IPC 2010, Dinamarca, Nueva Zelanda y Singapur  comparten el primer lugar, con una puntuación de 9,3. Los últimos puestos continúan ocupados mayormente por países con gobiernos inestables y, en muchos casos, con un legado de conflicto.

Afganistán y Myanmar comparten el penúltimo lugar, con una puntuación de 1,4, y Somalia, con 1,1, está en el último puesto.

Se pueden identificar cambios reales en las percepciones cuando las mismas encuentas sirven como fuente para evaluar a los países y los datos son corroborados por más de la mitad de esas fuentes. En función de estos criterios, se pueden advertir mejoras en la puntuación de 2010 respecto de los resultados de 2009 en Bhután, Chile, Ecuador, Ex R. Y. de Macedonia, Gambia, Haití, Jamaica, Kuwait y Qatar.

Igualmente, se puede identificar un deterioro de 2009 a 2010 en la puntuación de la República Checa, Grecia, Hungría, Italia, Madagascar, Níger y Estados Unidos.

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2010 de Transparencia Internacional ubica a México en el lugar 98 de entre 178 países, con una calificación de 3.1, en una escala del 1 al 10, con lo que el país cayó nueve lugares con respecto al 2009.


Reconoce la secretaría de la Función Pública, que la calificación 3.1 para México es un llamado de atención

y señala que sin duda, "es un llamado de atención para fortalecer la lucha contra la corrupción, pero también es una oportunidad para recordar que mejorar la calificación de México depende del esfuerzo de diferentes actores: los tres órdenes de gobierno, los tres poderes de la Unión y la sociedad en su conjunto".


A través de un comunicado subraya que la dependencia emprendió una "lucha sin precedentes" en contra de la corrupción, innovando mecanismos que buscan inhibir sus prácticas más comunes y elevando el costo a quienes participan en estos actos ilícitos.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) consideró preocupante y decepcionante la calificación que México obtuvo en el combate a la corrupción, según el reciente índice de Transparencia Internacional.


Aunque no hay una medición exacta del impacto de la corrupción en la actividad económica del país, es evidente que un entorno corrupto inhibe la competitividad y tiene efectos negativos en el crecimiento de la economía y el bienestar de la población.

La transparencia y la rendición de cuentas, continúa el organismo, son algunos de los mecanismos que pueden utilizarse para inhibir la corrupción, por lo que estos temas deben considerarse en el próximo análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos.

Según el CEESP, cuando parecía que las autoridades habían empezado a tomar medidas eficaces contra la corrupción, llevándonos a un entorno de mayor certidumbre en este tema, Transparencia Internacional publicó los resultados de su Indice de Percepción de la Corrupción 2010.

Estos reflejan que los esfuerzos no han sido tantos, pues México obtuvo una calificación de 3.1 de una máxima de 10, es decir, a menor calificación corresponde una mayor percepción de corrupción.

Esto propició que en la clasificación mundial México perdiera nueve lugares, al descender de la posición 89, en 2009, a la 98 en este año, expuso el organismo de investigación del sector privado.

"Es obvio que estos resultados son preocupantes, cuando la calificación obtenida es la más baja desde que se inició esta evaluación".

Usted, estimada/o lector/a ¿Qué opina al respecto?

Fill out my form!





Transparency International es la organización global de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción en el mundo.

Nota: El IPC es un índice compuest o basado en 13 encuestas distintas a expertos y empresas.

Vea documento de preguntas más frecuentes sobre el IPC:
Otros documentos:

No hay comentarios: