Translate

22/9/12

Municipios sufren por dinero

La gran mayoría de los municipios de México atraviesan por fuertes dificultades financieras y más cuando inician su período de gobierno cada tres años.  
Y hay casos en los que cuando el gobierno estatal respectivo no puede ayudarles, éste opta por tratar de crear algún impuesto que supuestamente es para destinarlo a los municipios, lo cual en realidad no resuelve el problema a fondo, cuyas causas se encuentran en aspectos como los siguientes en las finanzas municipales:

 

Dependencia casi total de los recursos externos, básicamente de las participaciones federales que les son distribuidas por parte del gobierno estatal.

Carencia de capacidad técnica y administrativa así como una falta de continuidad de las actividades por el cambio cada trienio de los funcionarios municipales electos y designados.

 
A continuación presentamos estrategias para ayuntamientos con problemas financieros que inician período de gobierno:
 
Imágenes integradas 1

Restringir lo más rápido posible los gastos operativos y reducir -posiblemente- la inversión en obra pública de manera significativa para balancear los presupuestos. Esto incluye reducciones en el gasto por servicios personales, pero cuidando bien que no hagan recortes de personal en forma irracional como suele suceder.

Obtener del gobierno estatal un adelanto de participaciones fiscales federales para el 2013.

Obtener financiamiento bancario de corto plazo, de manera que durante 2013 se liquide, esto es programando bien el flujo de ingresos y egresos para ese año. También puede ser negociando con acreedores el plazo de pago.

Los programas financieros son indispensables para el manejo de efectivo de los ayuntamientos. Cada ayuntamiento debería establecer su respectivo programa, que contenga por cada mes: saldo inicial más ingresos = (A) disponibilidad de recursos; (B) egresos en gasto corriente y de capital; (C) balance primario (que es A-B); y (D) pagos de intereses y amortización de pasivos (que deberán ser posibles de sufragarse con el importe del balance primario y, en su caso, proceder a reducciones en los gastos).

La presupuestación con la máxima racionalidad es aún más indispensable.
No debe seguirse con la práctica incrementalista tradicional (agregando más y más, por no atreverse a hacer más cosas con menos recursos).
 
En este sentido urge que se apliquen nuevas técnicas de programación y presupuestación, incluyendo el uso de la metodología de Marco Lógico. Además, empezar lo más pronto posible a implantar el Servicio profesional de Carrera en personal de la administración municipal, que base decisiones en méritos por capacidades, no por razones de interés político partidista en puestos que requieren de auténticos profesionales.


--
Alberto Haaz Díaz
Consultor en Competitividad y Excelencia

No hay comentarios: