Translate

17/8/09

Competitividad


En todas las organizaciones se manejan a diario las palabras “claves” de producción, productividad, competitividad y liderazgo; estas palabras de lenguaje totalmente técnico entre la ciencia administrativa y la economía es disímil en el sentido general de su proyección en la sociedad y su entorno global.


Por este hecho inadmisible de incongruencia semántica entre estas dos ciencias, conlleva a pensar las diferentes razones por las cuales existe dicha yuxtaposición y su impacto estratégico en las organizaciones.


La producción, desde el punto de vista económico, se expresa como un “volumen”, en el cual se mide la cantidad final que se desarrolló a través del proceso de producción; por otro lado la administración la define como el proceso por el cual existe una transformación de INPUTS en OUTPUTS o productos y servicios finales, a causa de que a través de la administración se pueden “producir” Servicios que por lo económico no se pueden medir en “volúmenes” de producción, así desde lo administrativo todos los bienes y servicios son “producidos” por una organización, o por un Estado-Nación si fuere el caso.


De la misma manera, la economía, define a la productividad como esa producción caracterizada por la maximización de los recursos que se emplean, con el fin de lograr una economía eficiente y eficaz.


Desde el punto de vista administrativo la productividad esta comprendida por el buen uso, o por el uso inteligente, de los recursos, no basta con el simple hecho de maximizar los ingresos y minimizar los costos de producción, sino que la productividad comprende el bienestar interno que tiene la compañía relacionado con todos los componentes de dicha organización, es decir, maximizando los talentos, destrezas y habilidades que poseen.


Por ejemplo, una empresa logró minimizar sus costos y a su vez incremento sustancialmente sus ventas, produciendo una gran rentabilidad financiera a costo del deterioro de las condiciones laborales y el deterioro de planes organizacionales.


Para la Economía esta es considerada como una empresa con una productividad muy alta ya que a través de la gestión empresarial maximiza las utilidades al minimizar los costos de producción y maximizando los ingresos, pero desde el punto de vista administrativo es una compañía con un grado de Productividad muy baja ya que no maximizó los talentos y destrezas que poseen las personas de la compañía.


Así se logra entender un poco la claridad conceptual que se tiene de los vocablos cotidianos en el mundo de los negocios y la disimilitud que existe alrededor de las ciencias sociales. Al poder comprender los aspectos básicos del mundo moderno y en proceso de globalización se puede comprender más a fondo el hecho de la competitividad hoy día.


Desde el punto de vista netamente Económico se puede afirmar que la competitividad es la comprensión productiva de una industria, el nivel por el cual las empresas se encuentran al mismo nivel que su competencia mas directa y cercana, el hecho de que una organización se encuentre a un mismo nivel con la competencia y además se pueda sostener con ese nivel en un mercado la hace Fuertemente competitiva en la economía.


En la administración la competitividad es un proceso que se gana por el simple hecho de ser productivos con el entorno, es decir que una parte de la competitividad es la “Productividad”, y el otro componente es la “Productividad del entorno”, para ser competitivo se requiere ser productivo y además “utilizar con inteligencia los recursos” del ambiente externo, lo que en otras palabras se puede expresar como la administración optima interna y del ambiente de la organización.


El hecho de controlar y gestionar los recursos del entorno, aprecia a la empresa en el buen uso de sus fuentes de trabajo y el aprovechamiento de las oportunidades que le proporciona el entorno, de esta manera la empresa puede llegar a ser líder en el mercado.


El liderazgo esta comprendido como la reacción que una empresa produce al ser competitiva y primera en el mercado, comprende la representación o imagen que la empresa da al mercado para formarse como una compañía más “Productiva” y “Competitiva” que las demás.


Así podemos observar la relación existente entre las diferencias conceptuales y semánticas de estas dos ciencias sociales, el reto ahora es comprender dichas diferencias y además hacer un adecuado uso a la gestión empresarial basados en lo que sea más conveniente para las organizaciones y para un país.


Aunque dichos conceptos son más profundos, aquí se muestra una relación básica de estos conceptos en la Administración y en la Economía, donde no se pretende formular una teoría de estos conceptos ni mucho menos definirlas profundamente, lo que si se pretende es el de crear conciencia de que en nuestra época existen diferencias marcadas entre estas dos ciencias, que en vez de competir entre si, en el mundo de los negocios, deberían complementarse para crear un mayor y mejor conocimiento.


¿Qué debe hacer un Gobierno Eficiente?

Como en las empresas de particulares, saber aplicar estos conceptos en la Administración Pública Estatal y de los Municipios, es sumamente indispensable, pero, teniendo en cuenta que los fines no son iguales en la esfera de los negocios privados a la de los asuntos públicos.


---

No hay comentarios: